Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

Noviembre me dio un duro golpe: punto final

Imagen
Hace años, en un momento muy concreto, algo despertó en mí la necesidad de compartir con el resto del mundo lo que escribo. Antes de aquella noche fueron muchos los escritos que había quemado y borrado por pudor. Creé este blog, “Age quod agis”, e inicié una larga andadura con momentos bonitos e ilusionantes y otros que lo fueron algo menos. Aquí nació el germen de la que sería mi novela. Adquirí cierto oficio en esto de juntar palabras para formar frases y frases para contar historias; incluso llegué a pensar que es algo para lo que servía.
No era mi meta llegar a vivir de esto, mi sueño era menos práctico: consistía en lograr que dentro de cien años alguien leyera algo escrito por mí y se emocionara. Me parecía algo lleno de magia que la escritura me podía dar: comunicarme con gente del futuro, tal vez ayudarles a comprender la vida, tal y como yo la veo,  a través de las experiencias de mis personajes; lograr que se emocionaran, que sintieran lo mismo que los personajes y lograr, in…

La vida es una dama...

Imagen
Es la vida una dama que pasa por la acera mientras tomamos un café en una terraza; podemos limitarnos a admirarla desde la distancia o acercarnos a saludarla e intentar conquistarla. Y si al conocerla no es la que deseamos que camine cogida de nuestra mano, nos despedimos con una sonrisa y buscamos la nuestra.