Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

He soñado con una mesa camilla...

Imagen
Tal vez haya sido por el cansancio acumulado durante la semana; tal vez influyera que ayer tuve un buen día en el plano laboral, ensombrecido por una muy mala noticia que no esperaba; tal vez se debió a la cercana conversación que disfruté con una buena amiga y a las cosas que nos contamos; tal vez puso de su parte el regreso a casa, solo y bajo la lluvia, en el que tuve tiempo de recapitular lo sucedido en las últimas horas: con toda seguridad se debió a la suma de todos esos elementos que, bien mezclados en mi interior, se adentraron en el mundo de lo onírico.


La noche pasada me he visto en una casa de pueblo, sentado en un sillón orejero, con las piernas cubiertas por las enaguas que recuerdo en la mesa camilla de la casa de mi abuela. Me sentía feliz, relajado y en paz. En uno de los brazos del sillón tenía la libretilla de notas que suelo usar a diario, sobre la misma un bolígrafo de tinta negra con el que suelo anotar las ideas cuando ya las tengo algo depuradas; en mis manos ten…

Lluvia sobre los tejados

Imagen
La lluvia cae con fuerza sobre los tejados. A través de la ventana escucho el monótono sonido de las gotas al caer y a unos jóvenes que regresan a su casa; deben venir de algún local cerrado y con la música muy alta, pues desde mi ventana puedo escuchar su conversación: hablan sobre cómo le van a contar a un amigo que han visto a su novia liada con otro; hay cosas que no cambian.



Y yo me entretengo con sus conversaciones pasajeras y con el sonido de las gotas de lluvia que caen sobre el tejado. Lo hago mientras temo, que como sucede en estas noches de húmeda melancolía, al meterme en la cama me duerma con profundidad y asalte mi almohada, el sueño de un sueño incumplido que mutó en pesadilla.