Lo llaman AMOR








Es la llama de una cerilla que arde, tan frágil que un ligero soplido lo puede apagar. Su reflejo es equívoco.¡Cuidado! Te puede quemar. Lo llaman AMOR
.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

En memoria de Antonio Espinosa, un amigo

Escribir es una historia de superación