¡Vive le VIDA!


El geranio de flores rojas que habita en ese tiesto encerrado tras la reja, es bello; incluso el tiesto y la reja lo son. Pero no nos confundamos ni intentemos imitarla: la pantalla del ordenador no es una reja, ni Internet un tiesto; y a no ser que tú desees ser un vegetal:
¡sal a vivir la VIDA!


La vida es demasiado bonita como para no disfrutarla a tope. Sal a la calle y no temas implicarte con más personas, mirarles a la cara, pasear. Encontrarás grandes sorpresas que te acercarán a la FELICIDAD, pero lo más importante: te sentirás vivo.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

Escribir es una historia de superación

¿Eres escritor de sonrisa o de carcajada?