Las frases que se escriben antes del desayuno rara vez son de alegría



"Saetas de indiferencia hirieron de muerte grandes historias de amor"



(Fotografía de Nana Solana Contreras)

La indiferencia es el no hacer y no decir nada; es la no reacción ni a favor ni en contra; es decir a gritos que esa persona es invisible a tus ojos; es, en definitiva, el más duro castigo que puede recibir quien ama por parte del ser amado.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

En memoria de Antonio Espinosa, un amigo

Escribir es una historia de superación