Arrugas forjadas por sonrisas



¡Feliz fin de semana amigos!

Pre-ocuparse: ocuparse de un tema con antelación para evitar que suceda o para paliar sus posibles consecuencias.


(Fotografía de Inma Gutiérrez López)

No nos preocupemos con temas que no podemos remediar y que además no es seguro que lleguen a suceder; no perdamos energías y centrémonos en el presente: solucionemos los temas uno a uno y no anticipemos tristezas inciertas.


Permitir que la vida fluya a su ritmo natural, nos ayudará a tener una sonrisa plácida cuando lleguemos a ser ancianos.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

Escribir es una historia de superación

¿Eres escritor de sonrisa o de carcajada?