Sueños



Hay sueños que parecen el presente de una realidad paralela; otros, en cambio, parecen llegados de una realidad alternativa, como si con una decisión tomada en un momento determinado hubiésemos dejado esa realidad en estado de somnolencia, como si esa realidad que viene a nuestros sueños se resistiera a morir por culpa de una decisión errónea; sin embargo, hay sueños que nos hablan de futuro y son los que más inquietantes me resultan: muestran retales de futuro interpretables con dificultad; instantáneas que pueden conducirnos al error de intentar evitarlo o al error de perseguirlo, pues no son más que fotografías tomadas en un determinado instante.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

Escribir es una historia de superación

Embrollo, mentira e ironía