Un nuevo día






¡Muy buenos días mundo!

¿Damos otra vuelta?

Para la Tierra, dar una vuelta sobre sí misma es algo insignificante y de lo más ordinario,  que encierra  momentos únicos para los millones de seres que la habitan: encontrar un trabajo tras una larga temporada en el dique seco; derramar una lágrima ante la emoción que provoca el nacimiento de un nuevo ser; encontrarse con un viejo amigo al que no se veía desde hacía mucho tiempo y hablar como si hubiera sido ayer la última vez en haberse visto; emocionarse al leer un buen libro o al escuchar un buen tema musical; percibir el olor a tierra mojada que provoca la lluvia; zambullirse en las aguas del mar y disfrutar de la sensación de libertad que se produce al bucear; incluso,  la muerte de un ser querido…

En definitiva, amigos, aprovechemos ese espacio de tiempo en que la Tierra gira sobre sí misma al que llamamos día; vivamos con intensidad y no desperdiciemos todo lo que nos ofrece.


¡Os deseo un día lleno de momentos de felicidad!






Entradas populares de este blog

Age quod agis

Escribir es una historia de superación

¿Eres escritor de sonrisa o de carcajada?