Granada es mágica: la maravilla de lo cotidiano



¡Buenas tardes amigos!

Esta mañana, salí a tomar café con mi hermana. Me gusta y se ha convertido en costumbre, pues mientras lo tomamos charlamos sobre las cosas que han sucedido durante la semana; ya sean asuntos familiares, políticos, artísticos o filosóficos. Cuando nos disponíamos a levantarnos, se acercó un señor mayor que vendía alguna cosa que ahora no viene al caso y que ya nos conocía de antes.  No sé muy bien cómo ha sido, pero el hecho es que le hemos dicho que somos de Pinos Puente y se ha llevado una gran alegría, pues él y su esposa también son de pineros.



Así ha dado comienzo una conversación que no ha durado menos de dos horas; una conversación apasionante en la que nos ha dado una clase sobre la intrahistoria granadina de los últimos 50 años.

Como más tarde le comentaba a una amiga: “Granada es fascinante y no deja de sorprenderme”.



Y ya que hablamos de Granada, os recomiendo que os deis una vuelta por el Genil esta tarde a ver las carpas que ha puesto el FEX y en las que participan, entre otros, algunos artistas del Centro Artístico.


¡Feliz sábado!

Entradas populares de este blog

Age quod agis

En memoria de Antonio Espinosa, un amigo

Escribir es una historia de superación