El agua es vida









Un caluroso saludo, amigos, no es igual que un saludo en un día muy caluroso, que es lo que hoy tenemos: nubes que hace efecto invernadero, aire caliente que casi no corre...Un horror.

En días como hoy, siempre me acuerdo de la casa de mi abuela y de esos baños que nos daba con la manguera, en los que el agua, sentirte  rodeado de hermanos y primos, lograban llevarnos hasta la euforia. Tras el baño siempre venía mi abuela con un trozo de pan con mantequilla y una onza de chocolate. 
Como suelo decir: en las cosas más sencillas se haya la felicidad.



Así que hoy, amigos, el agua y la vida a cubos. 
El agua es vida.


Entradas populares de este blog

Age quod agis

Escribir es una historia de superación

¿Eres escritor de sonrisa o de carcajada?