¡Alerta! Rondamos los cuarenta




Me despierto con la noticia de que estamos en alerta por rondar los cuarenta. Lo primero que pasa por mi mente —tengo 39 años— es: “tampoco es tan mala edad, me siento de maravilla y me ha costado 39 años llegar a ser lo que soy”.

Pero recapacito —aún medio dormido— y me da por pensar que deben referirse que hay que andarse con mucho cuidado con los que rondamos los 40; es una edad en la que ya hemos alcanzado la madurez, se supone que ya hemos decidido qué papel queremos ocupar en el mundo y, por si fuera poco, a nivel físico nos encontramos en un momento óptimo. Esta idea me levanta el ánimo…

Es entonces cuando, con una sonrisa, doy el primer sorbo al café y vuelvo a leer la noticia: se refiere a la temperatura que tendremos en la semana que comienza: calor, calor y más calor…


¡Sálvese quien pueda!

Y cuidado con meter en vuestras vidas a un pájaro o una pájara; podría incendiaros el granero...

Entradas populares de este blog

Age quod agis

En memoria de Antonio Espinosa, un amigo

Escribir es una historia de superación