Y tras un paseo por las alcantarillas del alma, el cielo azul

¡Muy buenos días amigos!



Tras la tormenta llega la calma y tras un paseo por las alcantarillas del alma siempre toca salir a ver el azul del cielo sobre nuestro rostro.
No hay pena que sin alimento sea eterna; yo las pongo a dieta.
¡Feliz jueves!















Las fotografías están hechas en Los Jardines del Triunfo, en Granada, tras una lluvia torrencial, cuando el aire era limpio y se respiraba calma.
Espero que os gusten.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

En memoria de Antonio Espinosa, un amigo

Escribir es una historia de superación