Recuerdo

¡Buenas noches amigos!




Recuerdo a un gato tumbado panza arriba; a unos polluelos con el pico abierto ante la llegada de su madre; la mirada de un chiquillo justo antes de abrir un regalo el día de su cumpleaños; el rostro de una adolescente que escucha los primeros acordes de un tema en un concierto de su cantante preferido; y es que, son tantas las cosas que me recuerdan a aquel que un día fui.


Entradas populares de este blog

Age quod agis

Escribir es una historia de superación

¿Eres escritor de sonrisa o de carcajada?