La dictadura de la tecnología


Tal vez a alguno de vosotros os haya extrañado que pasen los días sin publicar entradas cuando lo habitual es que casi todos los días publique algo. La causa no es otra que el ordenador se ha declarado en huelga y ejerce tanta o más presión que los controladores aéreos. Ahora mismo lo tiene el técnico y espero que tenga éxito en las negociaciones y que recuperarlo no sea tan complicado como la negociación con los sindicatos. Sea como fuere, espero que en pocos días esté todo solucionado y así pueda volver a escribir y a leeros con regularidad.

Un abrazo y hasta pronto.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

Escribir es una historia de superación

¿Eres escritor de sonrisa o de carcajada?