Un año con Age quod agis


Esta frase latina que da título al blog que hoy me dispongo a inaugurar, nos fue repetida unas cuantas veces durante el curso por el que sin lugar a dudas ha sido uno de los mejores profesores que he tenido el gusto de tener, disfrutar y por qué no decirlo, sufrir. Ha llovido mucho desde entonces, aunque no tanto como debiera a tenor del nivel de los pantanos. Cursaba yo tercero de B.U.P, y ese año, en ese grupo se dio una conjunción de personas que lo convirtió en excepcional. Había un grupo humano de gran valía, tanto entre los alumnos como entre los profesores. Se trataba de un grupo de letras en el que fuimos compañeros y también amigos. Recuerdo a mi amigo Jorge, a los dos Álvaros, a José Cantero, a Jesús, a Irene, Tiscar y su personalidad desbordante, Carmen, Yiye, como no, mi hermana Virginia y muchos más a los que no he olvidado. Entre los profesores recuerdo esas lecturas del libro de mitología por parte de doña Blanca, las clases de sexualidad del profe de Filosofía, que eran más divertidas que otra cosa...tantas cosas.De entre los profesores destaco como un gran docente al que nos introdujo en las traducciones del Latín, divertido, ameno, serio cuando debía serlo, capaz de poner disciplina con un silencio y una simple mirada, sin necesidad de aspavientos. Conocido como don Carlos López el joven, también llamado el guapo, cosa que le encanta dada su condición de persona presumida. Del cuál aun hoy en día se acuerdan sus antiguas alumnas con ojitos golosos. Este profesor me sacaba día sí y día también a la pizarra a corregir la traducción, siempre de la misma forma, preguntaba - ¿hay algún voluntario?- como os podéis figurar casi nunca lo hubo, paso seguido me miraba con una media sonrisa llena de ironía y tendiéndome la tiza me decía - José, hoy te ha tocado- . Lo que nunca supo, y es posible que se entere hoy es que justo antes de su clase, en el recreo, yo corregía mi traducción con la de mi amiga Yiye, y por eso la llevaba perfecta, si se entera por este medio, espero que sepa disculpar mi falta.Volviendo a la frase, "Age quod agis", significa haz lo que hagas, haz lo que estés haciendo. Nos enseñó que no solo era referida al Latín, o a los estudios, si no que era referida a todos los órdenes de la vida, es decir, si estudias, pon todo tu empeño, de igual manera que si estas ligando o jugando al fútbol. Sin duda alguna de haberla seguido me iría mucho mejor en la vida.Don Carlos López el guapo o el joven, al que con estas líneas pretendo de alguna manera homenajear, no solo fue mi profesor de Latín en el I. E. S Padre Manjón de Granada, además tengo la suerte y el honor de que es mi tío y es mi padrino.
Hoy hace un año que publiqué esta misma entrada que daba nombre al blog. Me ha parecido adecuado volver a publicarla hoy.
Nunca pensé que Age quod agis llegara a crecer tanto ni a tener tantos seguidores.
Gracias a todos los que lo habeis hecho posible.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

En memoria de Antonio Espinosa, un amigo

Escribir es una historia de superación