Disculpa


Os ruego que acepteis mis disculpas por tardar tanto con la próxima entrada; cuestiones personales me han impedido sentarme a escribir como hubiese sido mi deseo.
Para no confundiros, os aclaro que salvo un ligero dolor de cabeza estoy bien de salud, así que no os preocupeis.
Un gran abrazo y gracias por aceptar mis disculpas.
Hay dos preguntas que salidas de un cuerpecito muy especial han irrumpido en mi pensamiento: "¿Qué haceis?"; la otra es "¿Cómo estás?".

Entradas populares de este blog

Age quod agis

Escribir es una historia de superación

¿Eres escritor de sonrisa o de carcajada?