¿Autovía Granada – Motril?


Vienen a mí las palabras de un veterano diputado comunista, hoy fuera de la política, “Me dijeron que había muerto estando yo en una importante reunión. Me excusé y salí de allí para ver el cadáver y pellizcarlo, siempre hay que asegurarse de que un enemigo se ha ido de veras”. Dichas palabras no eran referidas a Franco, se referían a Tierno Galván. Hoy no se trata de la marcha de un enemigo político, tampoco de la de un amigo, se trata de la pérdida de una constante en la vida de los granadinos. Los que pasamos de los treinta años sabemos de lo que hablo. Una de ellas sigue viva a medias, Chaves de ha ido pero siguen gobernando los socialistas en Andalucía; la segunda parece que nos deja ¿para siempre? Ya se verá. Hoy se inaugura la autovía Granada – Motril. Hemos vivido todas nuestras vidas con ello, pero nunca llegaba. Hace uno o dos años, parecía estar lista, pero va y se les cae un puente por un fallo de cálculo. Por fin se hace realidad un proyecto antiguo, que ha durado más de lo esperado y que ha costado más del doble de lo presupuestado. Pero estamos de celebración. ¡Alcemos las campanas al vuelo!, ¡corramos felices!, que decreten día de vacaciones en la escuela, es una día histórico para la provincia. Lo primero que he pensando ha sido en ir hasta Motril por darme el gustazo de hacerlo sin colas, pero tras reflexionar no me ha parecido tan buena idea. Mejor que lo prueben otros. He leído que vendrá Pepiño Blanco a inaugurarlo, para que luego digan del valor de Fraga bañándose en el mar. Si es que los gallegos parece que los tiene bien puestos. Ser el primero en cruzar un puente, perdón, viaducto, construido por los socialistas es una cuestión de valor y de fe. Por cierto, tendrá que andarse con mucho ojo para no infringir la ley en materia de inauguraciones antes de una cita electoral.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

En memoria de Antonio Espinosa, un amigo

Escribir es una historia de superación