España está de enhorabuena




Buenos días, hace tiempo que no lo decía tan de verdad. Confieso que he pasado la noche bastante inquieto, nervioso, expectante, con unas sensaciones muy parecidas, a las que sentía la noche del cinco de Diciembre siendo niño. Una mezcla de ilusión y de esperanza en que algo mejor ha pasado y va a pasar. El nerviosismo de quien ya quiere ver los resultados de un cambio positivo.
Ayer hubo elecciones autonómicas en el País Vasco y en Galicia. La gran noticia es el retroceso de los nacionalismos ante el avance de las formaciones constitucionalistas, respetuosas y defensoras del régimen de gobierno actual. Anoche toda España estaba de enhorabuena, es más que probable que nunca vuelva a pasar, pero me alegré de la posibilidad de que sea Patxi López, un socialista, el próximo Lehendakari. No os miento, habría preferido la victoria del Partido Popular, pero tal y como están las cosas en el País Vasco, podemos darnos con un canto en los dientes. Por otra parte en Galicia ha habido un vuelco electoral, respecto a las anteriores elecciones y respecto a la intención de voto que se reflejaba en las encuestas de hace algo más de un mes.
Vascos y gallegos han apostado por estabilidad, por los partidos que hacen política de verdad, por aparcar a un lado los experimentos nacionalistas. Estamos en época de crisis y nadie quiere un gobernante, que sólo se fije en la persecución del castellano. Estamos en época de gran política, de aunar esfuerzos, y creo que el primero en entenderlo, a tenor de sus declaraciones a primera hora de la noche fue Basagoiti, el líder del Partido Popular vasco, quien declaro que "los vascos han votado por el cambio y, si el PSOE no ha engañado durante la campaña electoral, habrá cambio". Y lo que es aun más significativo, dijo que el cambio que propugnará su formación estará basado en "la Constitución, el Estatuto de Guernica, la defensa de las libertades y la derrota del terrorismo". Todo un órdago a grandes a un Patxi López que ya se ve como Lehendakari.
Podremos ver, por fin, alternancia política en el País Vasco, a ver cuando nos toca a los andaluces. La nueva situación obligará a que el PNV se replantee muchas cosas. Necesitan hacer una limpieza de aquellos políticos y aquellas propuestas, que han hecho que desde hace unos años, no haya dejado de perder votos elecciones tras elecciones. Traducido en personas, Ibarretxe y su equipo tendrán que dejar paso a savia nueva dentro del PNV.
Los gallegos han castigado, con el voto de ayer, a dos formaciones que sólo se unieron por conseguir el poder, dejando de lado las políticas a desarrollar. Han castigado al PSOE de Galicia por fijarse en los despachos y no trabajar en ellos, y por haber permitido que la formación del nacionalista y extremista BNG, haya intentado alejar a los gallegos de la idea de España. Nunca hasta ahora se había producido la persecución de los castellano-hablantes en Galicia.
Ya para terminar el repaso de lo que fue una muy interesante jornada electoral, aprovecho para dar la enhorabuena a los seguidores del Real Madrid y del fútbol en general, la liga está muy viva.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

Escribir es una historia de superación

¿Eres escritor de sonrisa o de carcajada?