Yihadistas en Granada


¿Quién no ha oído alguna vez la frase “los moros nos tienen invadidos”?. No es nada extraño ir caminado por Granada y sólo encontrarte con gente que hable árabe, cada día hay más establecimientos donde venden kebabs, más locutorios telefónicos donde poder conectarse a internet. También recordamos algunos, el desagradable espectáculo que dieron muchos de ellos, llegando a lanzar cohetes y dando gritos de alegría y celebración, cuando aún no habían terminado de caer las Torres Gemelas. Historias que cuenta algún amigo costalero, sobre cómo mientras ensayan, algunos moros han salido a sus balcones a gritarles perros cristianos y les han arrojado cubos de agua. Son historias y situaciones realmente inquietantes, aun así, pienso que no hay racismo en Granada, que salvo algunos desaprensivos, se intenta que nuestras culturas choquen lo menos posible.
Me consta que estoy pisando terreno pantanoso, y que es fácil que me puedan tachar de racista o de xenófobo, pero no lo soy, por eso mismo no tengo miedo a emitir mi opinión abiertamente.
Los musulmanes gozan en España de una posición muy beneficiosa para ellos. ¿Alguno de vosotros a podido ir a misa mientras estaba de viaje en un país musulmán?, aquí ellos tiene varias mezquitas, además de su Gran Mezquita, en el Albaycin. ¿Alguien sabe de la existencia de un cementerio para cristianos en algún país musulmán?, yo tampoco, en Granada sí lo tienen para los fallecidos de religión musulmana. Me parece genial que tengan sus mezquitas, sus cementerios, que en los mataderos hagan algo especial para que ellos puedan comer carne conforme a los mandatos de su religión.
Son ellos los que no se quieren mezclar realmente con nuestra sociedad, hace pocos días se ha anunciado la creación de un nuevo partido político, por y para musulmanes. Si la Iglesia Católica hubiera hecho lo propio, tendríamos a los Sopena de turno hablando de las catacumbas. Son ellos los que vienen a nuestro país sin tener la menor intención de adaptarse a nuestras costumbres.
Es sabido que algunos musulmanes, al menos en cierta medida, utilizan esos establecimientos (kebabs y locutorios) para recaudar fondos para el terrorismo. También es sabido que usan las mezquitas como modo de correo seguro para sus actos y para la difusión de sus ideas. No estoy diciendo que en las Mezquitas se incite al terrorismo, estoy diciendo que son usadas por el terrorismo para sus maléficos fines.
La noticia con la que ayer nos sorprendimos los granadinos, viene en cierto modo a ratificar el uso que se hace de las mezquitas por parte del terrorismo. La Policía Nacional detuvo en Granada a un soldado español y a su novia rusa. Tanto Rusia como España son dos naciones con una fuerte tradición cristiana. Se debería analizar cómo estos dos jóvenes (23 años), han llegado hasta la religión musulmana. Porque no es que se hayan hecho simpatizantes o moderados musulmanes, es que son radicales como el que más. Se dedicaban a subir videos yihadistas contra España, y más concretamente contra Granada.
Por cierto, la libertad religiosa está muy bien y es muy respetable, pero sugiero que, al menos para el desempeño de determinados puestos y la entrada en el ejército y los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, se haga un examen psicológico más concienzudo a quienes sean de religión musulmana. Mi propuesta, no es xenófoba, es de sentido común, los cristianos dejamos de hacer la guerra santa hace muchos años.
Termino felicitando a la Policía Nacional por estas detenciones, tras las cuales no se si me siento más tranquilo o algo más inquieto.

Entradas populares de este blog

Age quod agis

En memoria de Antonio Espinosa, un amigo

Escribir es una historia de superación